Conversaciones callejeras. El arte de prestar atención a las conversaciones ajenas parte VII.

escaleraLa Traductora Moderna son artículos donde la protagonista es un personaje ficticio que tiene una profesión relacionada con las palabras. El tono de los artículos es irónico y cómico. Están basados en la vida real con un toque de fantasía añadido.

Este es el episodio número 13 de las aventuras de un personaje urbanita apasionado de la lengua, la literatura, la fotografía, la gastronomía, el dibujo y de la vida en su más amplio sentido.

Conversaciones callejeras. El arte de prestar atención a las conversaciones ajenas parte VII.

Como ya comentamos en la primera entrega de esta serie de conversaciones callejeras, la Traductora Moderna cuando sale de paseo se dedica a disfrutar de dos actividades básicas.

La que más le gusta y le divierte es prestar atención a lo que dice la gente cuando está en la calle.

Esta es una recopilación de esas conversaciones que se oyen a pie de calle:

1) «No le dé una patada a la maleta ».
Una señora cogiendo el AVE en la estación de Madrid.

2) «Lo que hay aquí es mucho pelo postizo, gente que te mira por encima del hombro».
Un andaluz hablando de los madrileños en un tren de media distancia.

3) «Iba de paisano pero tenía galones».
Unos señores hablando de un conocido.

4) «La comida allí está a perra chica».
Un chico hablando de lo barata que es la comida en la ciudad de Córdoba.

5) «Ellas me entienden el lenguaje».
Un chico de Córdoba hablando de un par de compañeras de trabajo que también son andaluzas. Todos trabajan en Madrid.

6) «Si fui un fin de semana a Bilbao y estaba loquito por bajarme».
Un andaluz que se fue de viaje al Norte de España.

7) «─Pichita eso no va ahí.
─ ¿Cómo qué pichita?».
Un andaluz hablando con un compañero de trabajo de Madrid.

8) «Al principio me miraban todos con cara de camionero».
Un treintañero hablando de sus compañeros de trabajo.

9) «A los compañeros les ha costado mucho adaptarse a mi».
Un chico de unos cuarenta años hablando del trabajo.

10) «Pero es que desde aquí arriba veo si viene papá».
Un niño de unos cuatro años hablando con su madre y por qué se sube a lo alto de las escaleras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s