Conversaciones callejeras. El arte de prestar atención a las conversaciones ajenas parte IV.

andaluz y madrileño

La Traductora Moderna es una serie de artículos donde puedes conocer a un personaje ficticio que tiene una profesión relacionada con las palabras. El tono de los artículos es irónico y cómico. Están basados en la vida real y cualquier parecido con la fantasía es pura coincidencia.
Este es el episodio décimo de las aventuras de un personaje urbanita apasionado de la lengua, la literatura, la fotografía, la gastronomía, el dibujo y de la vida en su más amplio sentido.

Conversaciones callejeras. El arte de prestar atención a las conversaciones ajenas parte IV.

Como ya comentamos en la primera entrega de esta serie de conversaciones callejeras, la Traductora Moderna cuando sale de paseo se dedica a disfrutar de dos actividades básicas.

La que más le gusta es prestar atención a lo que dice la gente cuando está en la calle.

Esta es una pequeña recopilación de esas perlas que se pueden oír por la calle:

1) «Tengo que equilibrar mis emociones encontradas. ¿Me puede dar pena que no vengas?».
Una chica de unos veinte años hablando por teléfono con una amiga.

2) «Si me quedo hasta el martes vas a tener oportunidad de comer conmigo hasta por las orejas».
Una chica de unos treinta años hablando con otra en una terraza.

3) «Me gustan el amor y el lujo».
Un chico joven hablando con un amigo mientras se tomaban una caña en una terraza de la puerta de Alcalá en Madrid.

4) «Allí hablamos mucho los tacos».
Un treinteañero hablando con un señor de unos sesenta en un tren.

5) «Eso era en el año 66. A mí no me estaban ni fabricando».
Un chico joven hablando con el compañero de tren.

6) «Sevilla lo que tiene es eso, que tiene su Semana Santa y siempre ves a algún famoso».
Un chico de Córdoba hablando con un señor de Madrid en un autobús.

7) «Los andaluces tenemos fama de borrachines. Pero no eso, es que uno se arranca por bulerías, por fandangos».
Un andaluz hablando con un madrileño.

8) «Ella tan fina y yo soltando tacos de cojones. No pegábamos ni con mocos».
Una pareja de jóvenes hablando de cómo se habían conocido.

9) «¿Sabes? Ayer me confundieron con una camarera y me sentó fatal».
Una chica de unos veinticinco años hablando con su novio por teléfono.

10) «Esto de estar viviendo en Madrid lo llevo fatal. Van todos a piñón fijo».
Un chico hablando de lo que le está costando adaptarse a la vida de la ciudad.

Elena Rodríguez Calatrava
info@traduccionesparolear.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s