Cómo hacer listas o la actualización de las expresiones viejunas.

frses viejunas

Esta es la tercera entrega de las andanzas de un personaje urbanita apasionado de la lengua, la literatura, la fotografía, la gastronomía, el dibujo y la vida en general. La Traductora Moderna es una serie de artículos en los que la protagonista tiene una profesión relacionada con las palabras. El tono de los artículos es irónico a la par que cómico. Basados en la vida real, cualquier parecido con la fantasía es pura coincidencia.

Cómo hacer listas o la actualización de las expresiones viejunas.

Nuestra Traductora moderna es una enamorada de hacer listas. Que si una lista de los productos mágicos de limpieza que usaría Mister Proper para dejar el suelo muy pero que muy brillante (para los que no lo sepan, con los años pasó a llamarse Don Limpio). Que si otra lista de colores de las sombras de ojos que bajo ningún concepto se pueden combinar si te invitan a una cena en el Casino de la calle Alcalá (para los que no lo sepan es el típico lugar donde uno solo va si es socio o le invitan. Vamos, marcando las diferencias sociales). Otra lista puede ser de las diferentes tuercas y tornillos que te sobran cuando montas un mueble de Ikea por tu cuenta con el fin de saciar las frustraciones de no ser MacGiver (para los que no lo sepan, era un tipo que se paseaba por la vida con una caja de herramientas a cuestas).

No se crean ustedes que esto son manías de nuestra Traductora moderna. Hay bastantes seguidores de realizar este tipo de tareas, un poquito absurdas para que nos vamos engañar pero que llenan de alegrías los momentos cotidianos insulsos.

En estas estaba nuestra Traductora moderna con sus listas para arriba para abajo (no lo digan muy alto pero ella solo las hace para poder fardar de la libreta Moleskine donde las anota) cuando una idea brillante (tanto o más que ese suelo al que aplica los maravillosos productos de limpieza comprados en un chino) le viene a la cabeza.

¿Y si hace una lista de expresiones «viejunas»? Emoción total solo de pensarlo.

¿Qué me dicen? ¿Se acuerdan de cuando oían eso de « ¿Quieres rollo?»?¿La recordaban? O la de «Si te aburres, cómprate un mono».

Aquí va una pequeña recopilación de ellas:

1)    «Guapo, guapo… no es, pero tiene un pelazo.». Esta expresión es previa a la época de los anuncios de champú Pantone Pro- V.

2)    «A la cola Pepsicola». De aquellos años locos en los que la Pepsicola aún aspiraba a robarle el reinado a la Coca-Cola.

3)    « ¡Leña al mono que es de goma!». Periodo en el que las asociaciones ecologistas todavía no estaban de moda.

4)    «Efectiviwonder». Esta pensábamos que era viejuna total hasta que hace un par de días la vimos escrita en un foro de Proz (para los que no sean traductores, portal de Internet donde subastan ofertas de trabajo relacionadas con la traducción y del que no te hablan en la universidad).

5)    «Mover el esqueleto». No podemos dejar de pensar en ese personaje tan mexicano que es la Catrina y su cara cadavérica.

6)    «Eso no vale ni una perra gorda». Esta es viejuna total. Poca gente debe quedar que sepa a cuánto equivalía una perra gorda. ¿0,0001 céntimo de euro? ¿Un poco a la par que las tarifas de traducción en los últimos tiempos?.

¿Les ha gustado esta pequeña recopilación de expresiones viejunas? Pueden añadir más en los comentarios si se les apetece y haremos una segunda parte recordando viejos tiempos.

Y eso es todo amigos.

Elena Rodríguez Calatrava

Anuncios

2 Respuestas a “Cómo hacer listas o la actualización de las expresiones viejunas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s