Cómo llamar la atención de todo un barrio gastando solo 2,40 euros.

atención por240

Hoy empieza la serie de andanzas de una traductora treintañera que quería ser moderna.

Este es el primer capítulo de lo que pretende ser una saga que tendrá como figura principal a una traductora autónoma.

Los siguientes episodios estarán abiertos a la participación del público. Si quieren pueden dejar sus opiniones acerca de cómo les gustaría que evolucionara este personaje y si nos gustan sus ideas las pondremos en práctica. Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

Cómo llamar la atención de todo un barrio gastando solo 2,40 euros.

Las traductoras cuando llega el verano nos liamos la manta a la cabeza (es un decir, oigan, no se lo tomen todo al pie de la letra) y decidimos que ya es hora de cambiar los hábitos conductuales que hemos mantenido en los últimos 11 meses.

Ya no tenemos ganas de pasarnos 10 horas pegadas a la pantalla de un ordenador y buscamos actividades alternativas que nos alejen de ellas.

Hete aquí que esta servidora, humilde traductora de inglés, francés e italiano, (¿A que les hubiera molado leer que traduzco el dialecto local chino que se habla en esa zona de donde viene la pimienta? Pues hubiera, claro que sí, pero en mi época no se estudiaba chino en el colegio y el referente más cercano de esa cultura era a través de dibujos animados que fueron los precursores del manga) decide llevar a cabo la tremenda hazaña de alejarse de su ordenador portátil y de su teléfono móvil por lo menos durante un par de horas por la mañana, ¿a que es valiente?, ¿eh?

Ella se prepara a conciencia para enfrentarse al mundo desprovista de esos dos escudos en forma de pantalla que son sus fieles protectores durante el invierno. Para llevar a cabo su proeza y sentirse en todo momento acompañada, ya saben ustedes que la soledad puede ser muy mala, osa acercarse a un quiosco de periódicos y comprar dos periódicos en formato papel. ¿Se imaginan la cara del quiosquero? Una señorita coqueta que de buena mañana le paga religiosamente dos periódicos en papel en este país donde como mucho se lee el “Hola” y el “Marca” y a correr.

Esta compra (que no es compulsiva, no se vayan a creer) forma parte de su estrategia de alejamiento de las pantallas aunque ese dato el quiosquero no lo conoce. Él solo sabe frotarse las manos pensando en el dinerito que le va a entrar todas las mañanas si esta damisela con pinta de tener hábitos antiguos y gafas de intelectual sigue con este ritual tan extraño en el mundo de hoy en día.

Después de esta compra, viene la segunda fase de la estrategia de alejamiento del ordenador/teléfono: buscar una cafetería mona donde ir a tomar un café y leer sus dos periódicos. ¿O se creían ustedes que una se compra dos periódicos para luego volver a su casa a leerlos en el sofá y que nadie la mire? Va a ser que no, que esa no es una buena estrategia perdonen ustedes que les diga. De hecho, es bastante mala para que vamos a engañarnos.

Recapitulando la estrategia de la traductora:

Fase 1ª: Salir de casa de buena mañana y no para ir a las oficinas de un cliente.

Fase 2ª: Comprar dos periódicos en papel (Si uno de ellos puede ser local, mucho mejor; esto aumenta el caché de la traductora en unos cuantos puntos).

Fase 3ª: Buscar una cafetería mona para tomar un cafelito y leer los periódicos. A ver, lo de la cafetería mona no es obligatorio ni muchísimo menos pero siempre es mejor empezar las nuevas rutinas en un sitio bonito, ¿o no?

Con todo esto la traductora se prepara para enfrentarse a su nueva vida, esa vida que consiste en tener dos horas por la mañana para leer a la manera antigua y para tomar café. ¿Que esperaban? ¿Qué se fuera a la conquista del Everest? Los tacones veraniegos no dan para esos desafíos pero sí que son idóneos para salir de paseo por la ciudad.

Si en el fondo, todas queremos ser sencillas a la par que divinas. ¿Y qué mejor ejemplo que pasear por la calle con dos periódicos bajo el brazo para llamar la atención de todo un barrio por solo 2,40 euros?

Elena Rodríguez Calatrava

Anuncios

2 Respuestas a “Cómo llamar la atención de todo un barrio gastando solo 2,40 euros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s